Por mi trabajo nadie podía saber que yo era mitad mujer mitad hombre, todos me encontrarían como una especie de engendro pero resulto que mi jefa era una transexual muy bien disfrazada que descubrió mi secreto sin quererlo. La muy zorra me obligo a follar con ella como una verdadera puta a cambio de su libertad.

Conecta al videochat HD y habla con transexuales ahora